Al Otro Lado del Charco, la Ardilla Gris Es una Gamberra

“La Ardilla Gris de las Carolinas – sciurus carolinensis” por Judy Gallagher. Via  Flickr Creative Commons

La ardilla gris de las Carolinas (sciurus carolinensis), originaria del este de los Estados Unidos y el sur de Canadá, está suscitando controversia a un océano de distancia, en el Reino Unido.

La población de la ardilla gris, introducida en el Reino Unido por vez primera en 1876, ha aumentado mientras que la población de la ardilla roja euroasiática (sciurus vulgaris), cuyos orígenes se extienden del Reino Unido al norte de China, ha disminuido.

“Una ardilla roja en el bosque (sciurus vulgaris).” Via Wikimedia.

Según lo señala Science, los británicos estiman a la ardilla roja. Un ejemplo notable es el clásico libro infantil “The Tale of Squirrel Nutkin”  (“El Cuento de la Ardilla Nutkin”) de Beatrice Potter. Nutkin, el protagonista y una ardilla roja, importuna a Mr. Brown, un búho, que ataca a Nutkin. Nutkin consigue escapar de las garras de Mr. Brown y reunirse con su familia ardilla.

Aunque Nutkin haya escapado de Mr. Brown, las ardillas rojas no ficticias sucumben al parapoxvirus transmitido por las ardillas grises, que además compiten con ellas por alimento y territorio. Las ardillas grises son inmunes al parapoxvirus, deshaciéndose de él “en deyecciones y a través de sus glándulas odoríferas, y las rojas de algún modo lo contraen”. El virus es mortal, matándolas en solo semanas.

Lo irónico del debacle de la ardilla es que las ardillas grises no son en realidad el problema – son los humanos. La ardilla gris es retratada como villana, culpable de los infortunios de sus parientes, pero fueron los humanos los que trajeron la ardilla gris a Reino Unido. Herbrand Russell, el Duque de Bedford, “liberó y obsequió muchas ardillas grises por todo el Reino Unido” a finales de 1800.

Hoy la ardilla gris es una habitual del Reino Unido desde hace unos 140 años. Bastante tiempo. Muchas otras especies no originarias son ahora mamíferos naturalizados, incluyendo la liebre común, el lirón gris, el ciervo sica y el conejo.

¿Debería la ardilla gris ser sacrificada debido a acciones humanas? ¿En qué manera son las ardillas grises diferentes de las rojas? Estos dilemas morales complican el lugar de la ardilla gris en el Reino Unido.

Sin embargo, la ardilla roja es una parte importante de la historia natural y del patrimonio del Reino Unido que merece vivir y prosperar, tal y como lo hace la ardilla gris. En todo el Reino Unido, los esfuerzos de conservación -como la actividad en curso de Saving Scotland’s Red Squirrels (“Salvando las Ardillas Rojas de Escocia”), The Wildlife Trusts, y el proyecto en cuatro años, Red Squirrels United (Ardillas Rojas Unidas)- trabajan para salvar a la población de ardilla roja de la aniquilación.

Puede que la ardilla gris sea detestada en Gran Bretaña, pero es corriente y amada en toda Appalachia y el este de los Estados Unidos. En los campus universitarios como el de la Universidad de Ohio, los ex alumnos recuerdan cuán entretenidas pueden resultar las ruidosas ardillas grises. Un amigo relataba cómo las ardillas vivían en la pared de su casa, produciendo graciosos sonidos a la vez que peleaban y se movían. Yo recuerdo una vez que vi una ardilla corriendo con una porción de pizza entera en la boca. Las ardillas grises sin duda capturaban nuestra atención, pero no son la única ardilla nativa en Appalachia.

“La Ardilla Roja Americana Tamaiasciurus hudsonicus”, por Gilles Gonthier. Via Flickr Creative Commons.

Norte América es también el hogar de una ardilla roja (tamiasciurus hudsonicus). El hábitat de la ardilla roja americana, cuyo tamaño es la mitad del de la ardilla gris, abarca un amplio territorio, desde los bosques de Alaska y las Montañas Rocosas a la costa este, al norte de Georgia.

“La Ardilla Zorro Oriental (sciurus niger) en la nieve” por Heather Paul. Via Flickr Creative Commons.

En Appalachia, el sur de Canadá y el norte de México, la ardilla zorro (sciurus niger) es la mayor ardilla arborícola con tres patrones de colores distintivos. Aunque de mayor tamaño y de color diferente, la ardilla zorro es confundida a menudo con las ardillas grises y rojas.

“La Ardilla Voladora del Norte (glaucomys sabrinus)”, por Naoki Takebayashi. Via Flickr Creative Commons.

La ardilla voladora del norte (glaucomys sabrinus) es una especie en vías de extinción que se encuentra en una pequeña sección de Appalachia en Carolina del Norte, Tennessee y Virginia. La ardilla voladora del sur (glaucomys volans) se encuentra distribuida más ampliamente y es frecuentemente confundida con su pariente norteña. Ambas especies son nocturnas.

A diferencia del Reino Unido, con sólo una especie de ardilla nativa (la ardilla roja), los bosques de Appalachia contienen el hábitat en el que las ardillas arborícolas prosperan. La próxima vez que hagas una excursión o explores un área urbana, considera lo especial que es que tú como apalache puedas encontrar tantos tipos diferentes de ardillas.


Annie Chester es escritora y cofundadora de exapatalachians. Escribe sobre medio ambiente y cultura en Appalachia y el extranjero.

Suscríbete a The Patch, nuestra circular, para mantenerte al día con nuevos artículos de exapalatchians y noticias en torno a Appalachia.

Liked it? Take a second to support Annie Chester on Patreon!